Por Leandro Vesco / Fuente: San Luis 24 

El gobierno de San Luis se prepara para evaluar los daños producidos por el temporal de lluvia que azotó el norte de la provincia, produciendo severas inundaciones en tres localidades, la muerte de una mujer de 87 años, 265 evacuados y más de mil afectados. Personal policial continúa trabajando junto a los distintos cuarteles de bomberos de la policía de la provincia y San Luis Solidario, en las distintas localidades que han sido afectadas debido a la gran cantidad de lluvia registrada y a la crecida de los ríos que pasan por las localidades de Quines y Luján.

La localidad de Quines fue una de las más afectadas, por la crecida de los ríos, la localidad sufrió la rotura de dos puentes: uno ubicado sobre la Ruta 20 y el otro en la ruta vieja situado en la zona este. “Se cortó el gasoducto que pasaba por debajo de los puentes y nos dejó sin gas a todo el norte”, agregó el secretario de Hacienda de la Municipalidad, Carlos Acri, quien aseguró que “la situación tiende a estabilizarse un poco”.

La Oficina de Prensa del 14º Distrito de la Dirección Nacional de Vialidad  informó que permanece “totalmente interrumpida” la circulación por la Ruta Nacional Nº20 entre Quines y Villa Dolores, como también entre Lujan y La Chañarienta, por la crecida de los ríos de Quines y Lujan que impactaron sobre los puentes en Ruta Nacional Nº20 rompiéndolos, en el caso del de Quines destruyéndolo totalmente; y provocando graves daños en Los Corrales, kilómetro 292,79,  sobre esa arteria vial entre Lujan y La Chañarienta, donde el puente tuvo un descenso de 90 centímetros lo que obligó a realizar un corte total de la circulación por esa vía.

La circulación entre la localidad de Leandro N. Alem, sobre Ruta Nacional Nº 146, y la localidad de Lujan es exclusiva para vehículos livianos, con máxima precaución alrededor del kilómetro 16, donde está habilitada sólo media calzada. El tránsito pesado no está permitido en toda la zona. Personal de la DNV se encuentra en la zona afectada realizando tareas.

Acerca de la muerte de la anciana de 91 años en Leandro N. Alem, el hecho tuve ribetes trágicos. Según un periodista local, “Fue un caos, una cantidad de agua que fue directamente al centro de la localidad y un poco al sur, donde se transformó en un río que arrastró una casa llevándose a la mujer de 91 años”, contó este periodista, quien agregó: “El hijo estaba a 50 metros y corrió a sacarla, pero se la quitó el agua. Es impresionante ver cómo quedó la casa. Al hijo de la señora le dejó la casita parada porque era de material pero el resto, que tenía un galpón, el auto y la moto, se lo llevó todo”, remarcó.

Después de recorrer las zonas afectadas por el temporal que dejó a cientos de familias anegadas, el gobernador de la provincia, Claudio Poggi, afirmó que “cuando baje el agua haremos la evaluación para ver qué perdieron y como siempre el gobierno va a poyar y ayudar a las familias perjudicadas”. “Pero en primera instancia están las vidas -destacó- y aseguró que el gobierno compensará las perdidas”.