El gobierno de San Luis entrega a las escuela un kit llamado “Parcelas Hortícolas” que tiene como objetivo dar todas las herramientas, incluso semillas de estación, para que los alumnos y docentes hagan huertas en las escuelas. El fin del programa es incentivar la agroecología y el trabajo en conjunto de la tierra.

El Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción es el responsable de este programa que fomenta la producción orgánica y la generación del propio alimento. “Nosotros construimos la huerta, capacitamos a los alumnos, a sus profesores y se las dejamos lista para funcionar. Los chicos son los que preparan sus bandejas de germinación, las riegan y, cuando llega el momento, trasplantan los plantines”, comentó en un parte de prensa la jefa del Subprograma Calidad de Vida Rural, Cristina Ratto.

“En estas escuelas plantamos algunas verduras de invierno, las últimas de la temporada, y comenzamos con los plantines de verano: tomate, pimiento, berenjena y remolacha, entre otros, que van a ser lo que más producción van a tener en esta etapa del año” El Kit también incluye herramientas para trabajar en la huertas como zapas, rastrillos, palas, regaderas, mangueras y semillas. El modelo que buscan implementar es la autogestión y en la capacidad de poder generar alimentos sanos que además ayuden a cambiar los hábitos alimentarios.

“Muchas veces las escuelas aprovechan la cosecha de sus huertas y hacen tartas o empanadas para comer con los chicos. En otras oportunidades se arman bolsitas con las verduras para que cada alumnos se las lleve a su casa y las puedan comer junto a sus familias”, detalló Ratto. La agroecología es la única manera de enfriar al planeta y crear una huerta es la mejor educación que un niño puede tener con respecto a la experiencia de poder trabajar en forma sustentable la tierra.