El lunes se cumplió una nueva edición de la Feria de Vinos de San Rafael, un día para conocer este terruño a fondo, desde sus vinos, sus bodegas y su gente. El encuentro fue en Algodón Mansión, en la ciudad de Buenos Aires, donde participaron una docena de bodegas: Alfredo Roca, Algodon Wine Estates, Bodega Argana, Bodega Argenceres, Bodegas Bianchi, Bodegas Lavaque, Bodega Bombal y Aldao, Finca Dinamia, Finca El Nevado, Finca Martha, Bodega Goyenechea, Bodegas Iaccarini, Bodega Jean Rivier, La Abeja, Bodega Marco Zunino y Bodegas Suter.

San Rafael es parte de la tradición del buen vino mendocino. Con más de 200 años de historia vitivinícola, ofrece un clima templado continental semiárido y una marcada amplitud térmica; una moderada cercanía con la Cordillera de los Andes, bañado por las aguas de los ríos Atuel y Diamante.

No es una zona tan alta (no le hace falta, al estar más al sur es de por sí más fresco), oscilando entre los 600 y los 800 msnm. Y sus suelos suelen ser profundos, permeables y pobres en materia orgánica, lo que sumado a una gran proporción de días soleados logra uvas de calidad.