La laguna de Mar Chiquita o Mar de Ansenuza es la laguna salada más grande de Sudamérica y la quinta a nivel mundial. Junto a los Bañados de Río Dulce conforman un enorme humedal, que es considerado un espacio fundamental para la conservación de la biodiversidad, ya que forma parte de la lista de Sitios Ramsar, que integran los humedales de importancia internacional.

Al término de la Sesión legislativa, a la que asistió el presidente de la Administración de Parques Nacionales (APN), Lautaro Erratchú, el funcionario nacional afirmó: ¨Hoy es un día muy importante porque este paso constituye un primer gran avance en la creación de una nueva área protegida nacional, que tiene relevancia mundial por tratarse de un ecosistema clave para la conservación de la biodiversidad”.

El área protegida, que representa un total de 661.416 hectáreas, incluye la Laguna de Mar Chiquita, los cauces de los ríos y lagunas permanentes y temporarias; además de playas barrosas, que integran al espejo de agua con matorrales de arbustos y cardones, bosques de tipo chaqueño y amplios pastizales y sabanas inundables. Entre las especies que conforman la vegetación del lugar se puede encontrar desde grandes algarrobos y quebrachos hasta espartillares, juncales y totorales, pasando por arbustales y matorrales halófitos de transición.

En la futura área protegida se encuentra el 66% de todas las especies de aves migratorias y playeras registradas en la Argentina. Se concentra casi el 36% de la avifauna del total del país (380 especies de aves registradas) y el 85% de las 447 especies de aves citadas para la provincia de Córdoba. Esto lo convierte en uno de los sitios más importantes para la conservación de las aves del centro del país y para la conservación de especies migratorias de Sudamérica, que cada año se congregan en números de hasta medio millón de individuos.

Este avance hacia la conformación de esta nueva área protegida, se enmarca en el objetivo planteado por el presidente Alberto Fernández de impulsar “la creación de nuevos parques nacionales en seis provincias para preservar la biodiversidad.”