“Los animales estaban distribuidos en un área pequeña, junto a un ovino muerto y restos de un zorro, lo que hizo presumir otro caso de envenenamiento“, indica el comunicado.

Todos los cadáveres de estos ejemplares de cóndor andino (Vultur gryphus) fueron retirados del lugar para sanear la zona y evitar futuros envenenamientos. Se completaron necropsias en las instalaciones del Consejo Agrario Provincial (CAP) Perito Moreno y se derivaron muestras para estudios toxicológicos a Buenos Aires, las cuales arrojaron como resultado envenenamiento por Carbofuran.

Se trata de un pesticida que algunos pobladores utilizan como cebo para eliminar animales predadores como zorros y pumas, pero que afecta a los cóndores que se alimentan de estos, ya que son aves carroñeras. “Con ello no solo causan la muerte de especies carroñeras, encargadas de mantener la limpieza del ambiente, si no también contaminan el suelo, el agua y ponen en peligro todas las formas de vida, incluso la salud humana“, expresaron desde el Programa de Conservación de Cóndor Andino.

La entidad también advirtió sobre “la repetición de casos registrados en la provincia”, ya que “hace menos de un año, en la misma localidad, se reportaron diez cóndores muertos por uso de carbofuran“. Y agregó que “en enero de este año, otro cóndor y varias rapaces murieron en Río Turbio por la misma razón” y, “hace menos de un mes, el Municipio declaró la emergencia medioambiental y sanitaria por la muerte de más de 60 perros envenenados en la ciudad“.