Villa Guillermina busca hacer honor a su pasado forestalero. Su estirpe forjada como capital de la mítica Forestal y fuente inagotable de materias primas para el mundo del siglo XIX no le es indiferente. En ese convencimiento de que si se pudo una vez, puede lograrse de nuevo, sus autoridades comunales, en conjunto con institutos nacionales pergeñan un proyecto central que, de prosperar, renovaría el paradigma energético del norte santafesino.

Se trata, nada más y nada menos, que de cubrir con biomasa el 100% de la demanda actual de energía eléctrica de las empresas de la región que va desde San Justo hasta el Paralelo 28, límite geográfico con el Chaco.
Roque Chávez lidera la iniciativa y cuenta con la asistencia técnica y política del gobierno nacional y la buena disposición de la administración santafesina. El distrito que gobierna avanza en su proyecto de explotación de la biomasa forestal como recurso energético que buscará convertir en electricidad. Así lo indicó el propio mandatario al informar que comienza ahora la elaboración del proyecto ejecutivo. “El consumo que hoy tienen nuestras industrias del norte santafesino, desde San Justo hasta Florencia, no llega a cubrir el 40 por ciento del crecimiento anual que tiene el bosque nativo”, afirmó Chávez.

Detalles de esta iniciativa fueron brindados también por el ingeniero René Galeano, de la Secretaría de Energía de la provincia de Santa Fe; el ingeniero Luis Sachiaro, de una consultora vinculada con empresas italianas dedicadas a energías renovables (en Sunchales, Santa Fe); la santafesina secretaria de Integración Nacional de la Jefatura de Gabinete, María del Carmen Alarcón; la diputada nacional kirchnerista, Josefina González, y el ingeniero Federico Tuero, titular del novel programa nacional Pro Biomasa, en el marco de una jornada realizada en el pueblo.

Consciente de que hay miradas contradictorias respecto de la situación y evolución del monte nativo en esta región, Roque Chávez explicó que “nuestra idea es aprovechar la energía que está en la biomasa forestal en nuestro norte santafesino y especialmente en nuestros pueblos forestales donde tenemos cantidad y calidad; y que si lo utilizamos de manera sustentable podemos convertir esa energía en energía calórica y, en definitiva, llegar a energía eléctrica, que es el objetivo del proyecto”, según lo expresó al periódico Edición 4, de Reconquista.

“Las circunstancias internacionales hacen que estas potencialidades se incrementen; no olvidemos que hay una gran demanda de energía; en nuestro país el crecimiento acumulado de estos años ha sido importante y hay que acompañarlo con provisión de energía. Por lo general, las posibilidades de generar energía están limitadas por el precio de los combustibles y sabemos que la balanza comercial de la Argentina tiene un gran déficit en este aspecto porque tenemos que importar mucho petróleo para mantener el crecimiento y la actividad actual”, recordó el presidente comunal de Villa Guillermina.

“Estamos en un ambiente donde la biomasa forestal es natural, no hay ni que sembrar y tenemos experiencia al respecto, hace más de 120 años estamos inmersos en esta actividad, somos forestales y siempre se ha utilizado la biomasa para generar energía”. Los lugareños de esta zona son forestales y conocen cómo se debe trabajar en esta actividad en particular.

Con apoyo del Inta

El responsable del programa nacional Pro Biomasa (de la Secretaría de Energía y el Ministerio de Agricultura) citó que la información que sustenta ese programa está contenida en el informe “Análisis del balance de energía derivada de biomasa en Argentina”, realizado en 2009 por un grupo de técnicos del Inta por encargo de la FAO. De él se concluye, dijo el ingeniero Federico Tuero, que “la disponibilidad de biomasa a nivel país es muy importante, podría generar volúmenes muy grandes de energía y capaz reemplazar a las energías fósiles que son el principal componente de la matriz energética en el país”.

“El gobierno promueve diferentes generaciones de energías; el forestal es uno de los principales”, añadió, indicando que se están firmando diferentes cartas de intención con provincias, para promover la gestión conjunta de iniciativas, “tratando de incorporar a todos los actores productivos, institucionales y sociales. El de Villa Guillermina está en proceso de análisis, y no sólo el aprovechamiento de residuos es de interés, sino también el de plantaciones energéticas que reemplacen la explotación del monte nativo para fortalecer la sustentabilidad’’, detalló el funcionario.

Interés provincial

A su turno, el responsable institucional santafesino aludió a dos leyes santafesinas, la de energías renovables (2.503) y la de promoción de energías renovables (12.006), y enfatizó que el proyecto al que aspira la conducción política de Villa Guillermina “tiene amplísima validez, siempre respetando los principios de sustentabilidad que debe llevar la explotación de un bosque como recurso energético de primera calidad. La provincia tiene un potencial enorme”. En este sentido, contó que el propio gobernador Antonio Bonfatti llevó a la India como propuesta nominal esta iniciativa, en busca de potenciales inversores.

“La Nación está perfectamente consustanciada con este proyecto”, aseguró María del Carmen Alarcón, valorando la acción de articulación que le corresponde actualmente “con el resto de la región y con el gobierno de la provincia”. La funcionaria resaltó: “Creo que es un proyecto que no tiene techo, es una amplia región con una variedad de especies de alto valor calórico, lo que lleva implícito rentabilidad y demanda de mano de obra”.

En su mensaje ante los presentes, mencionó la conocida como Ley Nacional de Bosques Nativos (26.331) y la adecuación realizada por cada provincia con su correspondiente zonificación. “Pero él -Roque Chávez- ha tenido una reunión con el secretario de Medio Ambiente (de la provincia de Santa Fe, César Mackler) en la que le ha ido favorablemente. Lo que nosotros no queremos para este proyecto son palos en la rueda ni ninguna traba. Porque esto favorece absolutamente a toda la provincia, hoy están incluso funcionarios de la provincia del
Chaco”, consignó.

Para finalizar su participación, agregó a modo de constancia: “Quiero que quede bien claro el apoyo absoluto con que cuenta este proyecto desde la Nación”. En la jornada que se realizó en Villa Guillermina se hizo hincapié en el proyecto de explotación de la biomasa forestal como recurso energético.

La clave, los 30 millones de dólares

La estimación de dinero necesario para instalar la usina generadora y resembrar el terreno en caso de ser necesario se ubica en los 30 millones de dólares. Pero para hacer formal la presentación a potenciales inversores es condicionante la culminación del proyecto ejecutivo, que estaría listo en 60 días. El PE es elaborado por técnicos del Proyecto Biomasa, en el marco del proyecto específico Desarrollo de Procesos para la Transformación de Biomasa en Bioenergía, perteneciente al Programa Nacional de Agroindustrias y Agregado de Valor del Inta.

 

Fuente: Por Gustavo Capeletti. www.ellitoral.com
gcapeletti@ellitoral.com