Pese a la baja, en la ciudad de Santa Fe permanecían evacuadas 53 familias: 42 en la Vuelta del Paraguayo (76 mayores y 79 menores) y 11 en Colastiné Sur (15 mayores y 16 menores). El Municipio les brinda a los damnificados asistencia social, atención médica y provisión de agua y alimentos; además de facilitar el traslado de los niños a sus respectivas escuelas. En tanto, el río Salado, en Santo Tomé, llegó a 5,56 metros y las autoridades prevén que bajará en las próximas horas.