La Secretaría de Energía y el Ministerio de Educación de Santa Fe lanzaron un programa de educación energética que apunta a cambiar ‘el chip cultural’ respecto al consumo de electricidad y gas en la región. La propuesta va desde la formación de docentes y alumnos, hasta la provisión de equipamiento para generar energía sustentable para centenares de escuelas de toda la provincia.

El plan, cuya inversión total ronda los 40 millones de pesos, tiene una duración de tres años (2017/2020) e involucrará a 246 escuelas que serán seleccionadas por el Ministerio de Educación en función de sus necesidades y características edilicias.

También contempla la capacitación de unos 3 mil docentes y 75 mil alumnos. A las instancias de capacitación de adultos y chicos se sumará la instalación en esas escuelas de equipos generadores de energía renovable como calefones solares (195 unidades), biodigestores (143 unidades) y paneles fotovoltaicos (10).

La idea es concientizar sobre el ahorro de energía y la generación de sistemas sustentables con herramientas concretas como los equipos, ya que al estar instalados en las escuelas los alumnos pueden ver de primero mano cómo funcionan y su utilidad social y económica.

El programa santafesino hace foco sobre todo en la generación de energía solar y en la biomasa, dos insumos que existen en abundancia en esta zona del país y que tienen que ver con el contexto de las zonas rurales. Por eso el equipo que se instalará será en su mayoría paneles solares y biodigestores.