Un yacaré negro fue devuelto a su hábitat natural en la zona de las islas de Reconquista (Santa Fe), cerca del paraje El Faro al norte provincial, por personal de la Dirección Provincial de Recursos Naturales y del Ministerio de Medio Ambiente. El ejemplar, muy poco usual en la zona había sido encontrado extraviado en agosto pasado en la laguna Setubal, mucho más al sur de donde fue liberado.

“El animal estuvo bajo tratamiento en la Dirección General de Manejo de Fauna del Ministerio de Medio Ambiente que funciona en la Granja La Esmeralda. Su evolución fue larga pero exitosa y llegamos al día de la liberación en su hábitat natural. Esta especie es poco habitual en las aguas en que había aparecido y su hallazgo suele estar relacionado a algún proceso de enfermedad que genera la migración pasiva y el arrastre con la corriente. En este caso, se llevó a cabo el protocolo adecuado para la especie y logramos la liberación de forma exitosa“, comentó al diario Uno, Pablo Siroski, miembro de la Dirección General de Manejo Sustentable de Fauna.

La aparición de ejemplares de estas especies es cada vez más usual, las razones son, el cambio climático, la perdida de su habitat por intervención humana y muchas veces la ausencia de alimentos. “Ante estos hechos cada vez más frecuentes y ante la aparición de animales silvestres, la indicación es no intervenir desde ningún punto de vista salvo riesgo inminente para la seguridad del animal o las personas. En caso de ser necesaria la intervención, se sugiere hacerlo con la participación de personal competente como Protección Civil, guardias de seguridad urbanas municipales o comunales, bomberos, o fuerzas de seguridad”, afirmó Siroski.
El yacaré negro es una especie que no suele verse fácilmente, a diferencia del yacaré overo, más usual de encontrar. Por lo general el yacaré negro suele preferir las aguas más tibias, y se puede hallar al norte de la provincia de Santa Fe.