Con una potencia instalada de 200 kw, una planta fotovoltaica que se integra a la red inteligente de la ciudad de Armstrong, Santa Fe, quedó inaugurada formalmente.

El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) consideró esta puesta en marcha como “un paso significativo para la generación eléctrica distribuida en la Argentina”.

Se trata de un emprendimiento que se llevó a cabo en forma conjunta con el Prier, un proyecto piloto de generación energía eléctrica con paneles fotovoltaicos, con el cual la ciudad santafesina se transformó en pionera en esta materia en la Argentina.

La red convencional convivirá con la red inteligente, y esta última será la encargada de administrar la inyección de energía renovable, integrando la energía eólica y solar en el tendido eléctrico.

Marcos Politi, del Centro INTI Energías Renovables, señaló que si bien ya existen algunas experiencias de generación renovable en el país, el punto inédito de esta iniciativa “es que integra en un solo proyecto una serie de aspectos que permiten aspirar a una proyección a mayor escala”.

La iniciativa “priorizó equipos, estructuras e insumos nacionales y se llevó a cabo un complejo proceso de integración y compatibilización que sienta las bases para la replicabilidad”, destacó Politi.

El INTI remarcó que el universo para extender esta iniciativa a otras zonas “es amplio y concreto”, ya que se identifican en la Argentina más de 590 cooperativas que distribuyen energía eléctrica, entre otros servicios, a más de 2 millones de clientes. Sólo en la provincia de Santa Fe existen 59 cooperativas eléctricas que, con un marco normativo técnico adecuado,  serán objeto de los resultados del proyecto, anticipó la información del organismo.