El primer edificio residencial con certificación sustentable LEED Platinum de Argentina se construirá en la ciudad de Santa Fe y se trata del segundo con este grado de certificación en el país, pero el primero destinado a viviendas.

La obra demandará una inversión de $90.000.000, de los cuales $10.000.000 serán destinados a medidas y materiales sustentables. El proyecto ocupa un terreno de 880 m2 y contará con planta baja, entrepiso, siete niveles y un SUM en la azotea.

La certificación LEED es de origen norteamericano y está basada en la sustentabilidad con la que un edificio es diseñado y construido a través de estrategias encaminadas a mejorar el desempeño en todos los indicadores más importantes: diseño bioclimático, ahorro de energía y eficiencia energética, aprovechamiento del agua, calidad ambiental interior, administración de los recursos y mantenimiento.

Laguna Brigadier utilizará 60 paneles solares y 4 aerogeneradores de eje vertical que producirán el 15% de la energía necesaria para abastecer al edificio completo por año. En cuanto al agua caliente sanitaria será generado por 28 paneles solares termodinámicos con dos acumuladores de 3000lts cada uno.

En el edificio se trabajará sobre la recolección de agua de lluvia para su reutilización en lavado de veredas y riego por goteo, pero además contara con la separación y tratamiento de aguas grises (agua jabonosa o con detergente) para ser reutilizadas en el sistema de aguas negras (cisternas, piletas de cocina). De este modo se podrá ahorrar unos 7500 litros diarios de agua potable.

Además el edificio contara con terrazas verdes, muros vegetales verticales y un novedoso sistema de refrescamiento pasivo geotérmico. La residencia resulta saludable para las personas que lo habitan porque es una estructura dinámica, y a su vez es amigable con el medio ambiente porque reduce el uso de los recursos que consume mitigando el impacto ambiental.

 

“Nuestro objetivo siempre debe ser proyectar para las personas que habitan en el edificio, pero también debemos contribuir al bienestar común no agrediendo el medioambiente con más contaminación”, expresó el ingeniero a cargo de la obra, Juan Manuel Costa.

“Uno de los enfoques más interesantes que toma este proyecto es el propósito de la construcción sustentable sobre la seguridad, mejor calidad de vida, y la productividad de los ocupantes. Debido a que el 90 % de cada día transcurre en el interior el impacto de los edificios sobre las funciones cognitivas es mucho más fuerte de lo que creemos, y cuando se trabaja o vive en un edificio sustentable se pueden observar mejoras de estas funciones en más de un 50”, dijo Micaela Smulevich, Directora de Green Group.