El fiscal de Estado de Santiago del Estero, Raúl Abate, alertó sobre nuevos focos de contaminación en la cuenca Salí-Dulce que desemboca en el lago de Las Termas de Río Hondo, a 78 kilómetros al norte de la capital santiagueña, al parecer por residuos arrojados por un ingenio azucarero de Tucumán.

Los elementos contaminantes, que tornan el agua de color verde y provocan la emanación de gases que irritan los ojos y afectan los bronquios, fueron detectados en el arroyo Mixta y ruta nacional 9, en el punto limítrofe entre las provincia de Tucumán y Santiago del Estero“, indicó el funcionario provincial.

Abate explicó que aguarda “los resultados de estudios que surgen de monitoreos permanentes que se realizan en el lugar”, y dijo que sospecha que los residuos tóxicos “fueron arrojados por un ingenio azucarero de Leales, en la provincia de Tucumán“, ya que se siguió el curso del agua y se comprobó que el derrame provenía de allí. “Una vez que tengamos los resultados, vamos a presentar la denuncia penal correspondiente en el Juzgado Federal de Santiago del Estero”, precisó.

El fiscal también se refirió “a los subsidios multimillonarios que se entregaron para no arrojar y tratar los residuos contaminantes que no se cumple“. Tiempo atrás, los fiscales de Estado de Tucumán y Santiago del Estero impulsaron un proyecto para utilizar las regalías que genera la Hidroeléctrica de la Presa de Río Hondo en el saneamiento del lago ante la mortandad de peces.

Por otra parte, distintas organizaciones ambientalistas volvieron a reclamar por nuevas contaminaciones en el lago de Las Termas de Río Hondo y denunciaron que es provocada por desechos industriales que se arrojan en la provincia de Tucumán.