El ministro de Agricultura de la Nación, Julián Domínguez, y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, inauguraron el “Encuentro Taller Nacional de Cooperativas y Asociaciones Apícolas”, en el partido bonaerense de Moreno.
“Siempre se habla de la previsibilidad de los grandes productores, pero también estamos hablando de la previsibilidad de los pequeños y medianos”, remarcó el titular de la cartera agropecuaria.
Durante su discurso, Domínguez afirmó que “tanto la presidenta Cristina Fernández de Kirchner como nosotros, estamos convencidos de que la reconversión del destino productivo de la Argentina pasa por las economías regionales”, al tiempo que destacó que “el camino es el desarrollo de las asociaciones comunitarias y el cooperativismo”.
“Hoy Argentina ocupa el segundo lugar en el ránking global de exportadores y el quinto puesto en el de países productores, así se ha destacado mundialmente en los últimos años por la calidad de su miel, concentrando el 75 por ciento de la producción latinoamericana”, destacó el ministro.
En este sentido, Domínguez resaltó que “nuestro país cuenta con 35.000 apicultores, 342 cooperativas y 90 asociaciones dedicadas a la actividad apícola, para las cuales este evento generará las condiciones para que los productores puedan reconocerse”.
El encuentro se desarrolló sobre dos ejes, uno vinculado a la exposición por parte de las organizaciones cooperativas de experiencias exitosas, ya sea en la construcción de capacidades organizativas, productivas, de agregado de valor a los productos apícolas y/o comerciales, y su impacto en los indicadores sociales, comerciales y acceso a mercados locales, regionales, nacionales e internacionales. Se presentaron al menos dos experiencias por región (NOA, NEA, Centro, Cuyo y Patagonia) que demostraron avances en algunos de estos aspectos mencionados.
Mientras que el otro eje se destinó a la capacitación, en la cual se abordó la temática de agregado de valor a los productos apícolas, y de gestión cooperativa y comercial.
Por su parte, Carla Campos Bilbao expresó que “es fundamental la participación de los pequeños productores familiares como factor clave para el camino que el país esta recorriendo”.
Cabe recordar que en 2009 se creó el Programa de Asistencia a la Cadena Apícola con el objetivo de instrumentar una política de desarrollo a mediano y largo plazo. Para ello, se asistió a más de 11.000 productores para el desarrollo de la actividad, reacondicionamiento y construcción de 220 salas de extracción, plantas de fraccionado y compras de salas móviles para Corrientes, Chaco, Formosa, Misiones, Santiago del Estero, Catamarca, Jujuy, Salta, Mendoza, La Rioja, Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos, Córdoba y Chubut.
También participaron del acto el ministro de Asuntos Agrarios bonaerense, Ariel Franetovich, y sus pares de Agricultura y de la Producción de las provincias de Entre Ríos, La Rioja, Mendoza, Misiones y Tucumán