Un asteroide llamado 2013 TX68, de más de 30 metros de diámetro, se acercará a la Tierra entre los días 5 y 9 de marzo.

Según el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en Pasadena, California, no se sabe con precisión a qué distancia pasará por la Tierra: podría sobrevolarla a 14 millones de kilómetros (en el extremo más alejado) o a 17.000 kilómetros (en el extremo más cercano). Esta variación en la distancia de máxima aproximación se debe a la amplia gama de posibles trayectorias que tiene este objeto, ya que fue seguido por un breve espacio de tiempo tras su descubrimiento y su órbita es por el momento bastante incierta. Sea como fuere, ninguno de los investigadores expone la posibilidad de que se produzca un impacto contra la Tierra.

Por su parte, los expertos del CNEOS, el centro para el estudio de los objetos cercanos a la Tierra del JPL, sí determinaron una probabilidad, aunque bastante remota, de que 2013 TX68 impacte con la Tierra: sería el 28 de septiembre de 2017 y la expectativa de impacto sería de 1 entre 250 millones.

El asteroide, que fue descubierto por el Catalina Sky Survey el 6 de octubre de 2013 cuando se acercaba a la Tierra en el lado nocturno, no volverá a sobrevolar nuestro planeta hasta el año 2046 y posteriormente en el 2097. En ambos casos las probabilidades de impacto son muy inferiores.

Para conocer los próximos acercamientos de objetos a la Tierra, la NASA actualiza una lista pública con el estado de la situación de cada uno de los asteroides.