El reclamo de tierras ancestrales por parte de comunidades originarias es una problemática judicial que atraviesa Jujuy, para dictar sentencias más justas, los jueces de Paz de la provincia se capacitaron en derecho indígena. El Encuentro, del que participaron todos los magistrados contó con la presencia de la Secretaria de Pueblos Originarios quien trazó un panorama de la realidad en la que viven las comunidades en conflicto.

“Para llevar adelante la titulación de tierras, tanto el Estado nacional como el provincial deben identificar primeramente la superficie que ocupan los pueblos originarios; luego proceder a la demarcación y, finalmente, la regularización de los títulos de propiedad escriturando esos dominios“, comentó a la prensa el abogado Pablo Macaron, especialista en legislación originaria y disertante en la capacitación.

La titular del área de Pueblos Originarios señaló que “la capacitación se trata de una acción integrada a un programa de promoción y sensibilización del derecho indígena, y sólo este año ha permitido la realización de más de 40 talleres con funcionarios públicos, judiciales y policiales. La propiedad comunitaria ha sido consagrada por la Constitución Nacional e incorporada en el Código Civil y, a partir de allí, hay una serie de juristas indígenas que tienen la voluntad de generar mayores saberes para que se dimensione el alcance de la propiedad comunitaria de la tierra”, afirmó.

La idea final es poder avanzar en la resolución de conflictos en forma pacífica. “Se entiende a la propiedad comunitaria como un logro jurídico, pero también como desafío institucional tanto para las comunidades en su administración y gestión, como también para el Estado, garantizando el respeto hacia esa propiedad comunitaria“, concluyó la funcionaria.