Declarado “Patrimonio Cultural Alimentario y Gastronómico de la Argentina”, todos los 11 de octubre desde 1995 se celebra el Día Internacional del Dulce de Leche. La Cámara Argentina de Productores de Dulce de Leche y Afines (Capdlya) promueve su consumo por considerarlo un elemento nutritivo en que se traslada nuestra tradición.

Según los especialistas cada familia o región de nuestro país tiene una forma de elaborar el dulce de leche, pero se destacan el tipo tradicional, familiar, repostero, heladero y alfajorero. Invento argentino por excelencia, el producto y su nacimiento generan polémicA. Pero se ha impuesto el 11 de octubre como Día Internacional del Dulce de Leche porque ese día una criada de Juan Manuel de Rosas, lo habría creado por casualidad.

La historia cuenta que ese día pero del año 1829 Rosas y su enemigo político Juan Lavalle se reunían para firmar un acuerdo de paz en la estancia “La Caledonia” en Cañuelas. Era la tarde, una criada del Restaurador estaba preparando la tradicional lechada, que se trataba de una colación de leche y azúcar, pero esperando al lado de la olla para que se hiciera, se quedó dormida. Cuando despertó encontró la preparación quemada. En vez de leche había una pasta espesa, color marrón. Fue donde estaban Rosas y Lavalle. Le comentó a su patrón lo que había pasado, lejos de enojarse le pidió que le hiciera probar el resultado de ese olvido y la reacción de Rosas fue de aprobación. Ese es el nacimiento histórico que se ha trasladado en nuestro país.

Diferentes países se atribuyen su invención, a través de diversas leyendas, aunque no hay un origen definido. En 2003, el cronista argentino Victor Ego Ducrot manifestó que el dulce de leche se originó en Chile, llegando a Cuyo y luego a Tucumán, donde se utilizó como relleno para los alfajores. En 2008, durante el Primer Seminario de Patrimonio Agroindustrial de Mendoza, el arquitecto argentino Patricio Boyle dio cuenta de que en 1620 el Colegio de Mendoza reportó en su libro de gastos la importación de varios frascos de «dulce de leche chileno»: «Se importan en el siglo XVII varios frascos de manjar, el célebre dulce de leche de origen chileno y que viajan a través de la cordillera hasta el colegio de Mendoza». En Chile existen registros de su consumo desde la época colonial.

Argentino o no, en nuestro país es el postre nacional y cada provincia tiene su sello propio con una receta que lo hace único e inconfundible. El dulce de leche argentino se elabora a base de leche de vaca, azúcar, esencia de vainilla y bicarbonato de sodio, luego está la magia pero eso es un secreto que no se cuenta.