“El queso hace bien”, es el eslogan elegido por la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas (Apymel) para convocar a todo el país a la Semana del Queso, que se celebra hasta el domingo 3 de diciembre en 80 locales que abarcan todas las provincias, donde se realizarán degustaciones, charlas y se ofrecerán descuentos especiales para incentivar el consumo de este importante producto del territorio.

En empanadas, picadas, pizza o en la pasta, la mesa del argentino no se completa ni se entiende sin el queso. “Argentina es un país muy quesero. Tenemos un consumo de queso de doce kilos por habitante por año, es uno de los niveles más altos del mundo, junto con Europa”, explicó Luciano Di Tella, miembro de la Comisión Directiva de Apymel.

Nuestro país es el noveno productor mundial de quesos y el octavo en el mundo con respecto al consumo, por encima de países como Australia o el Reino Unido. Grecia es el país donde más se consume queso en todo el mundo, con 37.4 kilos por habitante al año, y le sigue Francia, una nación de profunda tradición quesera, con 23.6 kilos. “Además de consumir mucho, tenemos una tradición quesera muy rica, traída por los inmigrantes italianos, españoles, franceses, esas tradiciones las hemos mantenido, conservado y enriquecido”, detalló Di Tella.

Los tambos hacen a la identidad rural de nuestro país. Muchos de ellos golpeados por una crisis que obligó al cierre de cientos, en el último año la realidad de la industria se volvió más positiva y los tamberos pudieron volver a tener volúmenes de producción más competitivos. La vida en el tambo es sacrificada, las vacas hay que ordeñarlas todos los días y cuando todos duermen, el tambero ya está trabajando en el tambo. Hoy los tambos también se abren al turismo rural, como es el caso de El Balcón del Arroyo, un tambo demostrativo a orillas del arroyo Sauce Chico en Saavedra (Buenos Aires) donde el visitante puede ver el proceso completo de elaboración del queso, seguido de degustaciones y charlas explicativas.

Argentina es el 14 productor mundial de leche, y el 45% de su producción la destina a la elaboración de queso. “Los quesos que más se consumen en el país son del tipo cremoso, la mozzarella, el tybo y el sardo. Tenemos cientos de variedades que no son muy conocidas, y la gente por ahí las come en vacaciones, o una ocasión excepcional, pero no la incorpora en su dieta como los quesos con hongos, como el brie y el camembert”, el paladar argentino se inclina más por el parmesano, pategras, fontina y gruyere.

La Semana del Queso busca acercar aún más el queso a los distintos consumidores de todas las provincias. “Yo le diría a la gente que aproveche esta semana para ir y probar un queso distinto del que normalmente consume, a encontrar ese sabor nuevo, una textura interesante, cambiar un poco la rutina gastronómica y salir de la monotonía”, sugiere Di Tella.

Durante la Semana del Queso se realizarán diversas actividades en las provincias de las cuencas lecheras del país, como Capital y Provincia de Buenos Aires, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, La Pampa, Santa Fe y Río Negro. Para saber el listado completo de lugares que se adhieren al evento, podes informarte acá.