El gobierno de Mendoza está en plan de ahorro. Necesita ordenar sus gastos, y en todas las áreas hay ajustes, siguiendo esta linea esta semana anunció que durante la temporada que se inicia el 15 de noviembre hasta el 15 de marzo, todos los andinistas que necesiten ser evacuados deberán pagar 40.000 pesos por el servicio de rescate.

“Estamos decididos a que el parque provincial Aconcagua sea autosustentable, para lo cual implementaremos esta nueva temporada una forma de cobrar respetando distintos costos según el tiempo de uso del helicóptero, servicio que ya fue llamado a licitación”, comunicó a los medios Mabel Chambouleyron, Secretaria de Recursos Naturales de la Secretaria de Medioambiente mendocina.

El servicio de rescate en helicópero nunca tuvo costos, el estado provincial siempre se hizo cargo de los rescates y evacuaciones. Es la primera vez que se cobrará por esto a todos los andinistas, nacionales y extranjeros que queden varados en algún tramo de la montaña que es una de las más visitadas por ser el monte más alto de América.

Con 6962 metros de altura, el Aconcagua es el techo de nuestro continente, ubicada en la Provincia de Mendoza, es una formación que se halla en el extremo sur de la Cordillera de los Penitentes, un sistema montañoso que está dentro de la Cordillera de los Andes.

La decisión del gobierno mendocino de cobrar por el servicio de rescate en helicóptero se base en un decreto de la década del 90 que jamás se había reglamentado hasta ahora.

“Se ha llamado a licitación por cien horas de helicóptero que es menos de la mitad de las horas utilizadas del año pasado. Vamos a hacer una enorme economía y esfuerzo para hacer eficiente el uso del helicóptero y que este sea solo para uso de los guardaparques, traslados, rescates y evacuaciones”, comentó la secretaria. Hay 3000 andinistas que se atreven al desafío de ascender la Aconcagua, y un promedio de 100 de ellos deben ser rescatados. Con el nuevo cánon, el gobierno de Mendoza tendrá una buena entrada de dinero en estos meses en los que, por el clima o por accidentes, muchos andinistas deberán pedir auxilio.

 “La idea es que este gasto de una actividad particular no recaiga en el dinero de la comunidad mendocina, y si en esta experiencia personal hay que movilizar un servicio caro se lo asuma en forma personal”, explicó Chambouleyron. El sistema “será amigable” en la entrada del cerro habrá un posnet para pasar las tarjetas de crédito en el caso de que el servicio de rescate sea pedido, aunque la funcionaria aclaró que “el gobierno provincial no dejará que nadie se muera arriba por no poder pagar