El fuerte viento zonda del último sábado provocó un hecho más que sorpresivo para muchos en el Parque Ischigualasto, también denominado Valle de la Luna: una de las chimeneas de piedra de la histórica figura ‘El Submarino’ se derrumbó por completo. 

Silvio Atencio, titular del Ente Autárquico, explicó cómo se dieron los echos: “El sábado con el viento zonda hubo un derrumbe de una de las chimeneas como se las conoce y lamentablemente el turista que vaya hoy al Parque va a encontrarse con una nueva foto”. El funcionario aseguró que al momento del derrumbe no había visitantes en el interior del parque, ya que se habían suspendido los recorridos por el mal clima: “Por suerte al momento donde el Parque no tenía turistas adentro porque el sábado con el fuerte viento hubo que evacuar las caravanas que habían adentro, hubo que desalojar el Parque, se cerró y hoy cuando llegaron los Guardaparques se encontraron con esto en el lugar, y no sabemos el horario en el que ha ocurrido, si en el día con el transcurso del viento o en la noche”.

La columna de piedra que cayó era una formación de 40 a 50 metros de altura, formaba parte de una de las figuras más icónicas de la reserva paleontológica, cuyas piezas tienen una antigüedad de entre 180 y 230 millones de años. Cuando el bloque cayó, se desintegró, por lo que no tuvieron que remover grandes porciones de material.

No es la primera vez que la fisonomía del Parque Inschigualasto cambia en las últimas décadas, dado que años atrás se derrumbó otra formación que era parte de los recorridos turísticos, conocida como La lámpara de Aladino.