Flecha del Plata era una de las cinco embarcaciones que en distintas épocas quedaron ancladas y sin operar en sectores del lago Nahuel Huapi. El barco había sido anclado en el Puerto Anchorena de la Isla Victoria en 2014 durante un complejo litigio judicial, y desde entonces quedó abandonado.

En Bariloche se recuerdan casos similares como los del Don Luis, Saint Michelle, Entre Ríos y Coracero, que también se hundieron en el lago.

La autoridades de Parques Nacionales acudieron al sector para determinar las causas de su hundimiento, pero los funcionarios y vecinos especulan que se debe a su profundo deterioro estructural, según pudo averiguar esta agencia.
El último propietario de la embarcación fue la firma Huenul SA, que quebró y ya no existe.

Flecha del Plata no operaba formalmente desde el 19 de diciembre de 2001, año en que fue amarrado en Puerto Pañuelo, frente al Hotel Llao Llao. En 2006 había sido adquirida en un remate por la compañía Ingeniería Petrolera SA, aunque ésta nunca llegó a registrarla como propia.

En 2011, la Administración de Parques Nacional (APN) dio curso a una causa en el juzgado de Primera Instancia en lo Contencioso Administrativo Federal 6 de Buenos Aires para obligar al traslado de la nave de ese embarcadero.

En 2014, a un costo de 500 mil pesos pagados por el Estado, fue llevada a la Isla Victoria, donde ahora encontró su final. Su situación había generado una fuerte polémica en Bariloche por parte de vecinos y grupos ambientalistas que observaban su paulatina destrucción y alertaban que estaba generando contaminación e incomodidades en las áreas de amarre.

El Parque Nacional junto a Prefectura Naval Argentina están estableciendo medidas de prevención ambiental. Una vez establecidas las causas y evaluadas las condiciones, las alternativas de manejo serán llevadas adelante de forma coordinada con Prefectura Naval Argentina”, indicaron en un comunicado las autoridades del Parque.