Ushuaia, la ciudad más austral del mundo y una de las localidades más bellas del planeta, se prepara para celebrar la noche más larga del año. El solsticio de invierno se hará presente al sur de la isla de Tierra del Fuego. La consigna es disfrutar de la magia y no dormir. La noche del 21 de Junio alrededor de las 10 de la mañana, dando inicio al invierno y con él los hábitos de los isleños cambiarán, el sol será un invitado exclusivo en días muy cortos.

El festejo por la noche más larga del año es una celebración que atrae a turistas de todo el mundo. Es la celebración además que más identidad tiene entre los fueguinos. Debido a la trascendencia que ha tomado, el festejo se ha prolongado más allá del 21 de junio. Este año, comenzó el 16 y culminará el 25, y fue promocionado en distintos lugares del mundo por operadores turísticos que apuestan a atraer cada vez más visitantes hechizados por la magia de Ushuaia. La TV Pública, además, transmitirá en vivo gran parte de los festejos.

La noche más larga del año se produce por el solsticio de invierno en el hemisferio sur, en la noche del 21 de junio; por lo que también se tiene el día más corto del año, donde el sol estará sobre el horizonte aproximadamente desde las 10 de la mañana hasta las cinco de la tarde. Para muchas culturas ha sido de gran importancia este día, dando inicio a la época de siembra y al movimiento de los animales.

“Apuntamos a la difusión porque creemos que la Noche Más Larga tiene que ser un sello de nuestra identidad cultural, pero también una apuesta por nuestra industria más legítima que es el turismo”, sostuvo el intendente de Ushuaia, Walter Vuoto. “Necesitamos que vengan desde la otra ciudad de Tierra del Fuego, que es Río Grande, pero también desde Santa Cruz y desde Punta Arenas, en Chile, y desde Salta, Córdoba, Tucumán o cualquiera de las provincias con frecuencias aéreas que nos permiten conectarnos más directamente con el resto del país”, afirmó.

El año pasado llegaron a Ushuaia 10.000 turistas para ser testigos de una noche que comienza a las cinco de la tarde del 20 de junio y se extiende hasta las 10 de la mañana del 21, “Poco a poco vamos a construir una gran fiesta nacional apoyada también en la multiculturalidad de Ushuaia, donde vive gente de todas partes del país“, apuntó el Intendente. A pesar de que el frío es uno de los protagonistas de la noche, los fueguinos se vuelcan a las calles, los niños juegan en la nieve y las familias pasean entre las calles invadidas por el hielo.

La fiesta abarca todos los géneros artísticos, música, baile, exhibiciones y actividades que se desarrollan en peñas y fiestas comunitarias. La sociedad ushuaiense se caracteriza por tener habitantes de gran parte de las provincias argentinas, por lo que es una celebración en donde es posible encontrar fiestas con identidad nacional, comidas y bailes típicos. Se estima que este año participaran alrededor de 500 artistas y 80 grupos musicales de todo el país.

Los números centrales estarán reservados para Los Tekis, Raly Barrionuevo, Marama, Javier Calamaro y la orquesta de baile Pichuco.

Queremos hacer una de las fiestas populares más grandes de la Patagonia. No vamos a convertirnos de un año para el otro en Cosquín o en la Fiesta del Lago, pero todo gran sueño empieza con un pequeño paso”, enfatizó el Intendente de Ushuaia, la ciudad donde nacerá la noche más larga del mundo.