De las 200.000 toneladas anuales que se tiran en Argentina de envases PET sólo se recicla un 30%, es decir. 70.000 toneladas. Se tiran doce millones de botellas PET por día: se podría construir un edificio del mismo tamaño que las torres Le Parc de Puerto Madero que tienen una altura de 143 metros. Sin políticas estatales de reciclado que eduquen a la población a separar los residuos, todos los días una montaña de plástico queda en la superficie de Argentina sin tratar.

La Universidad de Palermo realizó un estudio a cargo de su Facultad de Ingenieria donde se comprueba la ausencia del aprovechamiento del PET en nuestro país. La investigación destaca la irregularidad en su recolección y posterior depósito, y la negativa de una campaña para que se separen estos residuos desde los hogares. También se comprueba que no hay una Ley que obligue a las empresas que comercializan sus productos en envases PET se hagan cargo de los mismos unas vez son usados.

Argentina produce 14 millones de toneladas de basura al año. 14 % de este inmensa cifra corresponde a plásticos que se dividen en PVC y PET, el segundo, presente en botellas, envases y en toda clase de elementos que consumimos a diario pueden ser reciclados con bajo costo. Sin embargo, esto no se produce. Una botella de gaseosa de PET tarda hasta dos siglos en degradarse.

El reciclado de PET produce productos que vuelven a la sociedad y logran rentabilidad. Se hacen mantas, alfombras, indumentaria, calzados, escobas, o se puede utilizar para hacer nuevos envases. Nuestro país exporta a China 40.000 toneladas de fibra textil derivada del reciclado del PET. Según difunde el Diario El Cronista, sólo el 20% del PET que se recicla en nuestro país es usado para hacer nuevos envases. Esta cifra podría aumentar con una política de estado o del sector privado que incentive el reciclado. Una botella PET puede estar hecha 100% con PET reciclado.

La contaminación que generan las botellas PET comienza desde su origen. Para fabricar una tonelada se necesita casi cuatro barriles de petróleo. El informe de la Universidad de Palermo detecta 25 cooperativas que recepcionan envases PET donde también los reciclan, 4200 empleados viven de esta actividad sin contar a los recolectores que de modo informal buscan estos envases en la vía publica. La Cámara Argentina de Industrias de Reciclados Plásticos -siempre según el informe de la Universidad- posee 56 empresas registradas que se dedican al reciclado de envases PET. Reciclar S.A., por ejemplo tiene patentado un sistema que no sólo le permite reciclar las botellas, sino también las tapas, etiquetas y precintos. Recicla por año 30.000 toneladas de elementos hechos con PET.

De esta forma, se comprueba que está la tecnología, sólo faltan políticas ambientales estatales y de responsabilidad empresarial para comenzar a reducir esa montaña de plástico que todos los días generamos los argentinos.

Dónde reciclar: http://www.cairplas.org.ar/home.html   —  http://www.reciclarsa.com/