Un grupo de productores de ciruela de la zona central del Valle de Uco, en Mendoza, logró vender un millón de kilos de producto en fresco a distintos secaderos de la provincia. Se trata de la Cooperativa Sol de Uco, integrada por dieciséis productores, que avanza en la posibilidad de construir un secadero propio en la Zona Industrial San Carlos.
“El grupo surgió por la necesidad de poder comercializar la ciruela con un precio más justo, ya que los productores estaban planteándose seriamente erradicar la fruta”, comentó hoy el gerente general de ProMendoza, Daniel González.
Antonio Rizzato, presidente de la Cooperativa, explicó que la unión surgió “con el fin de no erradicar la ciruela y transformar el producto perecedero en no perecedero, y de esa manera tener más posibilidades de comercialización”.
 
Rizzato se mostró muy agradecido con el gobierno de Mendoza ya “que nos acompañó el año pasado a Chile para conocer de cerca la experiencia de un país con gran producción de ciruela” donde pudieron visitar plantas de secadero y procesado, como así también fincas modelos.
 
En este inicio se trabajó con la ciruela pero la idea es sumar a otros productores de tomate, pera, manzana, durazno y orégano “que podrían también secar sus frutos y comercializarlos mejor, para con el tiempo llegar con un producto terminado a diferentes mercados del exterior”, señaló el coordinador del Grupo Asociativo.
 
Para ello, se encuentran terminando de elaborar un proyecto conjunto, acorde a los requerimientos internacionales, para tomar créditos o recibir Aportes no Reembolsables (ANR) de organizaciones nacionales e internacionales”, concluyó. Esta iniciativa cuenta con la colaboración del ministerio de Agroindustria y Tecnología de Mendoza.