El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, rubricó junto al presidente de la Fundación Bariloche, Nicolás di Sbroiavacca, un convenio marco de cooperación técnica y un convenio específico que darán inicio al proyecto del Mapa de la Naturaleza Argentina (Nature Map de Argentina).

Se trata de una iniciativa que desarrollará una cartografía ambiental nacional como herramienta para la conservación de la biodiversidad mediante criterios sostenibles de ordenamiento ambiental territorial.

El mapa consistirá en una herramienta informática que permitirá simular escenarios y responder preguntas mediante el cruce de capas, por lo que será de suma utilidad para la planificación y la toma de decisiones, como instrumento de educación ambiental y de educación formal.

En una primera etapa estará relacionado con las áreas para la conservación de la biodiversidad, reservas de carbono y mantenimiento de los servicios ecosistémicos que garanticen recursos hídricos de calidad.

La iniciativa se desprende de un proyecto internacional que busca estudiar las metas de diferentes agendas internacionales de forma conjunta, en lugar de considerar a cada una por separado, y por lo tanto evita la disputa espacial de los objetivos a conservar. De este modo, es posible pensar en un ordenamiento territorial integrando objetivos, en lugar de hacerlos competir y así correr el riesgo de desestimar alguno en función de conservar otro.

Los equipos técnicos de la Fundación Bariloche se complementan con organismos como el INTA, universidades públicas y centros de investigación.

La herramienta estará disponible tanto para la gestión y la planificación territorial, como también para el público académico y general a través del Centro de Información Ambiental (CIAM) del Ministerio de Ambiente.