Más de 450 ejemplares de fauna silvestre protegida que fueron embalsamados o congelados y estaban valuados en tres millones de pesos fueron secuestrados por la Policía Federal (PF) en un comercio de Villa Cañás, una pequeña localidad ubicada en el departamento General López de la provincia de Santa Fe.

En el local de la ciudad ubicada a 185 kilómetros al sudoeste de Rosario se secuestraron cabezas y pieles de animales como ciervos, corzuelas, pecaríes, pumas, gatos monteses, ñandúes, carpinchos y nutrias, detallaron desde la Policía Federal.

Se trata de especies que están protegidas y, en algunos casos, que se encuentran en extinción. Los animales se encontraron embalsamados, y en algunos casos congelados. Eran animales autóctonos y especies provenientes del continente africano.

Había ejemplares de víboras lampalaguas, osos hormigueros, antílopes, leones, cebras y puerco espines. Los elementos incautados quedaron a deposición del juzgado federal 3 de Rosario en la causa iniciada por infracción a la ley de Conservación de la Fauna Silvestre.

Del procedimiento dispuesto por el juzgado federal 3 de Rosario, a cargo del juez Carlos Vera Barros, participaron efectivos de la subdelegación Venado Tuerto de la PF con la colaboración del Departamento de Delitos Ambientales de la misma fuerza.