El operativo se concretó en una casa ubicada en la calle 68, entre 137 y 138, de la localidad de Los Hornos, ya que una investigación que demandó más de seis meses determinó que un hombre se dedicaba a la taxidermia de animales, sus cabezas y su piel.

Por orden del juez federal de La Plata, Ernesto Kreplak, se allanó la vivienda y se secuestraron 103 ejemplares taxidermizados completos, 102 cabezas de animales y 23 astas, detalló la policía.

El propietario de la casa, cuya identidad no fue proporcionada, quedó procesado por infracción a la Ley de Protección de la Fauna. Muchas de las especies de animales se encuentran en peligro de extinción, motivo por el cual se encuentra prohibida su caza. Muchas de las pieles de los animales son provenientes de Africa, cuyo ingreso al país está prohibido.