Un adolescente estadounidense de 16 años desarrolló un shampoo en ‘bolitas’ que no necesita envase, lo cual no solo significa una ventaja en cuanto a la practicidad a la hora de irnos de viaje, ya que pueden guardarse en cualquier lugar sin el riesgo de manchar el resto del equipaje, si no que representa una manera a través de la cual podemos reducir la cantidad de envases de plástico, que ya sabemos que pueden tardar hasta 1.000 años en degradarse. 

Nohbo es el nombre de este novedoso invento creado por Benjamin Stern, quien buscó financiamiento en la plataforma Indiegogo. La idea surgió cuando tenía 14 años y notó que no existía en el mercado ningún producto similar.

Producido sin componentes químicos ni ingredientes nocivos, se trata de una bola biodegradable de origen vegetal, 100% libre de residuos, que cabe en la palma de la mano. Una vez que se pone en contacto con el agua y se frota, Nohbo comienza a disolverse en un shampoo para el cabello. 

Actualmente este shampoó se encuentra disponible en diferentes aromas, como cereza y sándalo. Los futuros productos incluirán acondicionadores, jabones líquidos, y bolas de crema de afeitar.

 

Otros desarrollos que pretenden reemplazar al plástico PET son, por ejemplo, un envase de botella fabricado a base de algas en Islandia, una bolsa comestible y biodegradable creada en Londres, y unos vasos comestibles de emprendedoras estadounidenses.