Las chispas que dejaron el paso de una formación ferroviaria habrían sido la causa del inicio de un voraz incendio que se desata en Sierra de la Ventana, donde las llamas ya han afectado por lo menos 4.000 hectáreas. Bomberos de toda le región del sudoeste bonaerense están ayudando para contener un incendio que se descontrola en la altura de los cerros, por el viento y por las altas temperaturas. Hay cuatro bomberos heridos.

La situación es preocupante y cada vez se agrava más“, reconoció el Intendente de Tornquist, Sergio Bordoni. Un centenar de bomberos de Sierra de la Ventana, Villa Ventana, Saldungaray, Coronel Suárez, Coronel Dorrego, Monte Hermoso, Punta Alta, Coronel Pringles y Tornquist intentan controlar los distintos focos.  “Hay dos aviones hidrantes tirando agua, con las temperaturas altas y la sequía que tienen las sierras es muy difícil de contenerlo. Lo que falta es que llueva“, reconoció Bordoni a Radio Bahía Blanca.

“El incendio comenzó el miércoles 31 de agosto a las 15 y al parecer fue luego del paso de una formación ferroviaria; por lo que una chispa habría provocado fuego a un costado de la vía y se habría extendido a cercanías de la estación de Piscicultura y luego a los establecimientos rurales ‘San Pedro’ y ‘Juliana'”, informaron desde el cuartel de Sierra de la Ventana. “El fuego ya afectó más de 4.000 hectáreas de pastos y parte del sector serrano”, afirmaron.

La zona de Sierra de la Ventana todos los años teme por la aparición de incendios, las causas más usuales son los rayos y las chispas de los trenes. El pastizal pampeano es un elemento ignífugo que potencia esta característica cuando hay sequía, esta es el causa de por qué tan rápidamente se propaga el fuego en esta región serrana donde existen establecimientos ganaderos, turísticos y agropecuarios que deben trabajar sin descanso para salvar sus campos.

En estas horas los bomberos procuraban contener las llamas haciendo cortafuegos con máquinas viales. Cuatro bomberos resultaron heridos. “Dos tuvieron traumatismos en el cráneo tras sufrir un accidente en el cerro producto del golpe de agua de uno de los aviones hidrantes”, informaron desde el cuartel de Sierra de la Ventana. Todos trasladados al Hospital Penna de Bahía Blanca.

“Por momentos la situación es complicada, por las rotaciones del viento, estos incendios forestales son muy dinámicos. La cabeza del incendio va por arriba de las sierras. El calor y el viento dificultan el trabajo“, reconoció el Jefe del Cuartel de Sierra, Gustavo De Vizia. Desde este lugar piden la colaboración de todas aquellas personas que pueden acercar agua, barras de cereal, colirios y frutas. Los interesados pueden llamar 0291 491-5123.