La decisión se tomó con el asesoramiento de un comité de expertos, que deberá formular opiniones sobre los controvertidos criaderos de elefantes, rinocerontes y leopardos, utilizados para la caza pero también para el mercado de animales domésticos, informó la agencia de noticias ANSA.

“Debemos detener y abolir la domesticación de leones mediante la cría. No queremos la cría en cautiverio, la caza en cautiverio, la venta de cachorros como mascotas”, dijo la ministra de Medio Ambiente de Sudáfrica, Barbara Creecy, en una rueda de prensa.

La decisión que impulsa el Gobierno sudafricano choca con el lobby existente de la cría de grandes animales, sin embargo, Creecy aseguró que la medida no pretende cuestionar la caza, otra industria que genera grandes ingresos: “La caza legal y regulada de especies icónicas, de acuerdo con normas ambientales precisas, se seguirá permitiendo“, explicó.