Por Matilde Moyano

Buenos Aires celebró la edición 2017 de Sustainable Brands en La Rural, y el Grupo Newsan, líder en Argentina en la fabricación, comercialización y distribución de electrónica de consumo y artículos para el hogar, dijo presente para compartir los principales aspectos vinculados a sus políticas de sustentabilidad y cómo llevan adelante la gestión de impactos positivos en el medioambiente y en la sociedad.

Esta firma, más conocida por sus marcas Noblex, Atma, Siam, Philco, es la única compañía en la Argentina que tiene una planta en la que reciclan el 98% de los materiales, que se reutilizan hasta tres veces, y lo reingresan a la cadena productiva.

Germán Pérez Suárez, a cargo del área de Sustentabilidad, expresó en diálogo con El Federal que “A diferencia de cómo las compañías comenzaron a pensar en la década del noventa y en el 2000, en el reciclado, nosotros somos la única compañía en Argentina dedicada al reciclaje de materiales.” En materia de RAEE (Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos), Germán indicó que Newsan “hoy lidera los procesos de difusión con gobiernos locales y a nivel nacional también, respecto al mejor modo de tratamiento de estos residuos, con respecto al impacto que esto tiene en el medioambiente“.

Considerando que constantemente los consumidores renovamos artículos electrónicos como celulares, televisores o computadoras, en un sistema que además parecería tener como regla la obsolescencia programada, Germán nos explicó que Hay un cambio en el paradigma del consumidor, que pasa a ser un ‘prosumidor’. El prosumidor sí está pensando en estas cosas, y para las nuevas generaciones es muy importante entender que lo que compran efectivamente no tenga un impacto negativo para el producto, con lo cual naturalmente se va a ir dando que en los próximos años, cada vez más las compañías van a alinear su negocio con estrategias que le permitan ofrecer productos que sean no solamente asequibles, si no que además genere impacto positivo en términos ambientales.”

Así surge este nuevo término, el de ‘prosumidor’: “Es un consumidor que le pide a su marca mucho más de lo que anteriormente se pedía. Su compra es mucho más inteligente, no solo piensa en que si compra un celular tiene que ser el que más servicios pueda ofrecerle, si no entender cómo se fabricó, qué materiales usa, si esos materiales son amigables con el ambiente o no, cuál es la eficiencia energética de ese producto, cuál es el consumo de materiales que requirió armar ese producto, en qué condiciones se fabricó, quiénes lo fabricaron, etc. Es decir, un consumidor que está más atento a la hora de consumir.

Más “compras a conciencia” sin duda contribuirían a reducir el impacto ambiental que genera lo que consumimos, en un contexto mundial que se propuso objetivos para combatir el cambio climático.

Recientemente esta compañía que nació en 1991 y hoy cuenta con 5 mil colaboradores en 8 plantas industriales y 3 centros logísticos en Tierra del Fuego y Buenos Aires, fue elegida por el premio Latinoamérica Verde como uno de los 500 mejores proyectos de América Latina por el programa ‘Tres R’ en el manejo de residuos de oficina, con el cual fueron convertidos en tierra fértil más de 30 toneladas de residuos orgánicos.

Además de asegurar que cuenta con los productos con la mayor eficiencia energética del mercado (Certificación ISO 14.001, ISO 50.001, OSHAS 18.001 y Green partnership), la compañía se basa en criterios de selección de proveedores basados en el desarrollo de las economías regionales y el cuidado del ambiente.