La recurrencia y la intensidad de fenómenos como grandes tormentas, inundaciones e incendios obligan a los Estados a pensar en nuevas estrategias, a diseñar políticas públicas de adaptación y mitigación y a actuar para lograr la conservación ambiental, haciendo un uso adecuado, eficiente y sustentable de los recursos naturales.

Liderado por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, en el marco del G20 fue necesaria la creación de un grupo de trabajo dedicado a la Sustentabilidad Climática para abordar las siguientes temáticas:

Adaptación al cambio climático y eventos climáticos extremos con foco en el desarrollo de infraestructura resiliente y creación de empleo.

-Promover el desarrollo de estrategias bajas en emisiones de gases de efecto invernadero a largo plazo, con un foco en criterios y metodologías para su diseño.

-Alineamiento de los flujos de financiamiento climático internacional para la implementación efectiva de las contribuciones nacionalmente determinadas (NDC por sus siglas en inglés) y las estrategias bajas en emisiones de gases de efecto invernadero a largo plazo.

El G20 podría alcanzar estas soluciones con la cooperación técnica, económica y social para el desarrollo de proyectos y el intercambio de experiencias que enriquezcan nuestro modo de hacer las cosas en sintonía con el mundo.

Es necesaria la creación de nuevos modos de consumo que exijan a empresas y Estados mayor responsabilidad ambiental, con métodos de producción sustentable y un uso racional de los recursos.