Adrián López Velarde y Marte Zázares son los creadores de este producto que definen como “piel vegana” y que obtienen de su propia plantación de cactus en el estado de Zacatecas, la cual aseguran es sustentable: “no tenemos un sistema de riego para el cactus, crece con agua de lluvia y los minerales de la tierra que son ricos en esa región para las especies que plantamos. Esta familia de cactus es muy noble y fuerte, puede manejar las bajas temperaturas durante el invierno sin morir”, indican en su sitio web.

Allí seleccionan y cortan las hojas maduras, que luego secan al sol hasta lograr los niveles de humedad buscados, con lo cual “no hay horno ni uso de energía adicional como el gas en este proceso”. Luego procesan esta materia prima orgánica que les permite elaborar el cuero vegano de cactus, cuyo origen es completamente orgánico, sin herbicidas ni pesticidas.

prendas cuero vegano

El resultado, Desserto, es cuero vegano parcialmente biodegradable que posee las especificaciones técnicas requeridas por la moda, artículos de cuero, muebles e incluso las industrias automotrices. El objetivo es ofrecer una alternativa sostenible y sin crueldad animal.

El material ofrece una alta resistencia a la abrasión, al roce, al desgarro, y una gran durabilidad, con lo cual puede reemplazar el uso de cuero animal y otros materiales sintéticos que no son amigables con el medio ambiente. Los creadores aseguran que “aunque el cuero de vaca es muy resistente, es permeable e incluso puede pudrirse o agrietarse si no se seca rápidamente después de que se moja“, en cambio “Desserto tiene características competitivas que manejan muy bien la humedad y los líquidos.”