Fuente: InfogeI

Distintas organizaciones y vecinos de Tandil están trabajando en un proyecto para declarar a esa ciudad bonaerense como Capital Nacional de la Magia, en honor a los prestigiosos shows realizados por ilusionistas locales así como los míticos “lugares mágicos” tandilenses.

El proyecto incluye la gestión y puesta en marcha de un Festival Internacional de Magia anual, un Museo de Magia, un polo gastronómico y un emprendimiento educativo, además de la tematización e intervención de espacios públicos y un recorrido turístico por lugares mágicos de la ciudad.

Invitado al programa de la señal de cable Qm, en el programa Buen Día Buenos Aires, el reconocido mago e ilusionista Norberto Jansenson, uno de los impulsores de la iniciativa, comentó que “es algo que todavía no lo dimos a conocer públicamente, porque está en sus gérmenes, aunque al mismo tiempo, avanzando”.

En este sentido, el mago refirió que “nuestra idea, desde el año pasado, es trabajar junto a diferentes personas y fuerzas que hay en la ciudad de Tandil para recuperar la magia de algunas cosas y compartir a los turistas algunas cuestiones que tienen que ver con lo mágico en esa ciudad”.

Vale destacar que la primera etapa del proyecto ya está en marcha: se trata de la recuperación del mítico Teatro Cervantes local. En la señal de TV bonaerense, Jansenson aseguró que “emprendimos un proyecto cuya primera etapa ya está en marcha y es la recuperación del Teatro Cervantes, que es un proyecto muy interesante y muy desafiante porque estaba cerrado desde hace muchos años atrás y los que dirigen ese lugar no querían aceptar propuestas que les aparecieron para poder recuperar el teatro. Y toda la ciudad venía padeciendo que haya un teatro tan bello cerrado”.

En ese sentido, afirmó que “a partir de la gestión que hicimos junto a un grupo de socios que me acompañan, ya está el espacio, con gente de La Plata, siendo recuperado, que es la primera parte”.

El tandilense era amigo cercano y discípulo del mítico René Lavand, y realiza sus espectáculos de magia con un estilo muy similar al recordado prestidigitador tandilense fallecido el 7 de febrero de este año.

Por tanto, admitió que “como René (Lavand) falleció hace pocos meses, consideramos que debíamos guardar un poco el proyecto para permitirle a la familia de René, y a la ciudad, transitar ese duelo como corresponde y una vez que ya haya sucedido eso, volver a tomar el proyecto”.

Así, concluyó que “la idea del proyecto es ayudar a que Tandil, por fin, y gracias a René Lavand y a otras cosas mágicas que pasan en esa ciudad, se convierta en la Capital Nacional de la Magia”.