Heladera Social, el proyecto solidario que comenzó en Tucumán ya había contagiado la solidaridad en Jujuy y en Iguazú, y ahora también en Tandil. La idea es que los locales gastronómicos mantengan refrigerada y en la vereda la comida que no pudo ser vendida y no fue tocada por los clientes. Quienes no puedan pagar, simplemente abrirán la heladera y retirarán lo que necesiten.

El grupo de Facebook conformado por vecinos de la zona, “El Privilegio de Dar Tandil”, anunció que comenzará a funcionar en el barrio de Villa Italia la Primera Heladera Social de la ciudad. Se trata del mismo lugar donde se puso en funcionamiento el Perchero Solidario.

Funcionará como un fantástico puente entre el vecino al que le quedó un plato de comida y al que le faltó”, indicó a medios locales Silvina Yuvisa, la impulsora de ambas iniciativas.

“Se invita a los vecinos de la ciudad y también a los locales de comida que quieran sumarse a esta causa, con porciones de comida (aunque sea mínima, todo suma). Las porciones deben venir empaquetadas en bandejas descartables y con rótulo que explicite la fecha de elaboración. La comida puede ser cargada en la heladera directamente por quien la dona; de la misma forma que quien la necesita solo tiene que acercarse y retirarla”, explicó.

La heladera estará en la vereda a la vista y con acceso a todos. “Y con la misma finalidad que el perchero, mantener la dignidad de las personas que no tengan que golpear puertas ni sentirse observados para comer o buscar comida para sus hijos”, afirmó Yuvisa. “Apelamos a la solidaridad y el sentido común de la comunidad toda para que la heladera no sufra daños ni saqueos y también que los donantes cumplan con las normas de respeto hacia los beneficiarios del alimento”.