Por Leandro Vesco

Hace una semana que una tormenta de nieve azota la cordillera chubutense. A 15 kilómetros de Esquel se encuentra la comunidad Mapuche Tehuelche Nahuelpan, su territorio abarca cuatro leguas y las veintiún familias que viven allí se comunican por huellas y caminos vecinales que están tapados con un metro de nieve. “Ojalá los pronósticos no se cumplan”, nos cuenta Laureano Ríos, miembro de la comunidad. El principal problema es asegurar el alimento al ganado ovino, principal recurso productivo.

Viento, frío y nieve aíslan las viviendas y los corrales, la realidad es cruel y el futuro incierto para esta comunidad originaria patagónica. Los jóvenes son los que la mantienen unida y en pie. Laureano Rios, junto a su mujer Yanina Nahuelpan, hacen turismo rural comunitario, juntos tienen “Sabor Mapuche”, un emprendimiento que a través de la gastronomía reviven recetas ancestrales: ellos motorizan la comunidad. “Estamos sobre Ruta 40, pero la comunidad se desarrolla en un territorio de cuatro leguas, algunas viviendas están a 15 kilómetros de la ruta, y nos comunicamos por caminos vecinales, algunos son apenas huellas que hoy están tapadas de nieve. La tormenta comenzó el jueves y junto a Patricia Lauquen, miembro de la comunidad y agente sanitaria, hemos recorrido el campo y el sábado el Unimog del ejército se quedó varado, llegamos a la cuatro de la mañana con diez grados bajo cero” El frío no perdona, y a los ancianos les cuesta recordar un temporal como el que se vive en estos días.

En la comunidad tiene veintiún familias, alrededor de 100 habitantes. Patricia Lauquen recorre todos los días la comunidad para ver cómo están sus hermanos, la prioridad son los ancianos y los niños. Soldados del ejército con asiento en Esquel asisten a estas familias, sólo es posible penetrar por los caminos vecinales en Unimog, y a veces hasta a este vehículo le cuesta entrar. “Junto a los soldados estamos repartiendo víveres y pasturas, acá la principal preocupación es que el ganado ya no tiene más alimento, y las consecuencias se verán de acá a dos semanas cuando los animales comiencen a debilitarse. El riesgo de muerte es real. Estamos haciendo gestiones con la municipalidad y la provincia para que nos distribuyan pastura o alimento balanceado para nuestros animales”, detalla Laureano.

“Estamos en una realidad muy difícil, la inflación nos ha cambiado nuestros márgenes y se nos complica llevar adelante nuestros proyectos, hace algunos años atrás pudimos avanzar, pero ahora es claro el retroceso. Necesitamos políticas que promuevan el desarrollo, el fortalecimiento y la producción de la comunidad. Es importante que la gente viva, y no sobreviva de su producción. Acá producimos lana. Tenemos ganado ovino, algo de caprino, vacuno y algún yeguarizo. Acá vivimos fundamentalmente de nuestras ovejas”, detalla Laureano. Con el pasto debajo de una tupida alfombra de nieve, el futuro se vuelve oscuro para las familias mapuches tehuelches de la comunidad.

La Comunidad Nahuelpan tiene una buena relación con la Municipalidad de Esquel, “tenemos dialogo, y es importante eso”, rescata Laureno. Su esposa Yanina es hija del referente de la comunidad, Francisco Argentino Nahuelpan. El matrimonio apuesta por el turismo rural comunitario, el gobierno de Chubut está trabajando mucho en promoverlo. Esquel es uno de los centros de esquí más importante del país. “Sabor Mapuche” es el ejemplo de cómo las nuevas generaciones de mapuches pueden crear identidad a través de un trabajo de revalorización de sus tradiciones, que ofrecen a turistas, cada vez más interesados en lo ancestral. “Hacemos una gastronomía que es una fusión de lo que es originario y lo que hemos aprendido en nuestras casas, hablamos mucho con los ancianos de la comunidad. Ahora estamos con trabajo en el centro de Esqui de La Hoya, pero a su vez, ayudamos a nuestros hermanos”

La nieve cae sin cesar. Los jóvenes de la comunidad son la clave para que la realidad cambie. “Nuestra generación intenta recuperar nuestras tradiciones, la generación anterior ocultó su origen para preservarnos, y ahora nosotros estamos orgullosos de ser lo que somos. Estamos orgullosos de ser mapuches tehuelches, eso somos. Para nosotros no hubo un enfrentamiento entre dos pueblos originarios, sino que hubo un encuentro de culturas”, finaliza el concepto Laureano.

La comunidad necesita ayuda, los pronósticos no son alentadores. Se avecinan tormentas de nieve y la perspectiva no es buena. “Ojalá que esos pronósticos no se cumplan”, repite Laureano. Para todos aquellos que quieran ayudar ala Camunidad Nahuelpan, te dejamos la lista de elementos que necesitan:

  • Pastura o alimentos balanceados para ganado ovino.
  • Alimentos no perecederos
  • Velas
  • Mantas
  • Agua mineral
  • Guantes de Abrigo o trabajo

Teléfono de contacto:  (02945) 15596670