Por el último fin de semana largo del Bicentenario 12.000 turistas pasaron a Chile pero en la vuelta mucho tuvieron problemas ya que en alta montaña se registraron tormentas de nieve que volvieron intransitable la ruta y desde Chile se decidió cerrar el paso del Cristo Redentor y 4000 argentinos quedaron varados desde entonces en el cruce internacional.

En algunos tramos de la ruta que une los dos países hay dos metros de nieve acumulada. El paso fronterizo que une la localidad de Las Heras con la provincia de Los Andes en chile, que se halla a 3.200 metros de altura recibió desde el domingo un frente de tormenta de nieve que no ha cesado desde entonces.

Según el Servicio Meteorológico Nacional las intensas nevadas continuarán por lo menos hasta este jueves. Tantas las autoridades chilenas como las nuestras el jueves pasado habían advertido a todos aquellos que tenían pensando viajar lo pensaran mejor ya que las condiciones climáticas no eran buenas y los pronósticos advertían lo que luego pasó: las tormentas incensantes de nieve.

“Salieron doce mil personas y habrán vuelto ocho mil, pero los cuatro mil que no volvieron estar varados”, comentó Alejandro Diumenjo, Director de Migraciones en Mendoza. Para llevar tranquilidad a las familias, comunicaron que “no hay nadie atrapado en alta montaña, como pasó la última vez”, en referencia a la nevada del último enero en el que quedaron 3.500 personas varadas en alta montaña.

El paso Pehuenche, ubicado al sur de Mendoza también se halla cerrado por una gruesa capa de nieve en la ruta.