Por Débora Giorgi

Ministra de Industria de la Nación

 

La industria textil se encamina a un nuevo año de producción récord: el acumulado del primer trimestre de 2011 marca un crecimiento del 13,1% con respecto al mismo período del año anterior. Nueve empresas del sector ya tienen aprobado créditos del Bicentenario (que ofrecen tasa fija anual en pesos al 9,9%) por 410 millones de pesos.? En tanto, las exportaciones de textiles y confecciones aumentaron un 24% con respecto al mismo período de 2010. Cabe destacar que el año pasado se había alcanzado el máximo histórico de producción del sector.
Una encuesta realizada por la Fundación ProTejer indica que el 60% de las empresas del sector prevé aumentar sus ventas este año, la mitad de ellas realizará inversiones productivas y el 47 % de las firmas que exportan aumentarán sus ventas al exterior durante 2011. ?El sector textil alcanzó niveles récord de producción, exportaciones y sigue sumando proyectos de inversión y creciendo, lo que demuestra que para este modelo productivo iniciado en 2003 no hay sectores inviables. Mientras que en los 90 se destruían empresas y puestos de trabajo, hoy tenemos una industria textil fuerte, que crece de manera sostenida, con producciones que agregan valor nacional y aportan calidad y diseño argentinos.
El textil se presenta como uno de los sectores más dinámicos en los préstamos del Fondo del Bicentenario (que financia inversiones productivas a una tasa fija anual en pesos del 9,9%), en el que tiene aprobados hasta ahora nueve proyectos por $ 410 millones, que generarán cerca de 550 puestos de trabajo, aumentarán las exportaciones en 185 millones de pesos al año y sustituirán importaciones por 40 millones. Además, hay otros cuatro proyectos en evaluación por $ 30 millones, con los que se crearán 80 puestos de trabajo más.?
Las empresas están ubicadas en la ciudad y provincia de Buenos Aires, La Rioja, Corrientes y San Juan, y fundamentalmente buscan ampliar y/o construir plantas fabriles, incorporar maquinaria y tecnología y desarrollar nuevos productos con valor agregado.
La encuesta que realiza anualmente la Fundación proteger, respecto a la actividad de la industria textil, señala que el 60% de las empresas que conforman la cadena de valor de la industria textil e indumentaria de la Argentina prevé aumentar sus ventas en 2011. La razón principal, según explican los empresarios, será el crecimiento de la demanda de su producto.?Además, el 37.2% de las empresas planean sumar nuevo personal a sus empresas y el 44.7% planea realizar nuevas inversiones motivadas por la búsqueda de mejoramiento de la posición de mercado, la reinversión de utilidades, por el aumento de la demanda interna y de las exportaciones esperadas y por las expectativas positivas sobre la economía nacional.
Más de la mitad de las inversiones proyectadas para 2011 serán nuevas, mientras que el resto se dividirá entre inversiones que ya vienen en ejecución desde períodos anteriores y mixtas. Por otra parte, el 46,9% de las textiles exportadoras estiman que aumentarán sus ventas al exterior, y la mayoría cree que lo hará por encima del 10%. El 37,2% de las empresas planean sumar nuevo personal.?La industria textil había llegado, en 2002, a reducir la actividad a su mínimo histórico y luego, a partir de las políticas impulsadas por el Gobierno Nacional, comenzó una nueva etapa de crecimiento, con una expansión acumulada de casi el 150%, entre 2003 y 2010.? La industria textil es un sector wwwigo del éxito del modelo productivo iniciado en 2003. Los empresarios cuentan con un mercado demandante, que además está preservado de la apertura ingenua y la competencia desleal. La respuesta a eso son más inversiones productivas que generan trabajo nacional.
En 2010, el sector registró inversiones por alrededor de 850 millones de pesos y exportó por más de 530 millones de dólares, aumentando la participación de las ventas al exterior en la facturación total de la industria y dando así muestra de su mayor competitividad. Mientras en el período 93-00 la participación de las exportaciones textiles en el total facturado por el sector era del 6%, en el período 03-08 ascendió al 17%. Además, el sector textil fue uno de los más beneficiados por programas estatales: en 2010 esta industria recibió el 14% de los subsidios otorgados.