Ticino es un pueblo de poco más de 2.000 habitantes ubicado en el departamento General San Martín. Gracias a su energía renovable generada a través de la cáscara del maní, se aisló del sistema interconectado y generó su propia energía, logrando sobrellevar de este modo el domingo, con total normalidad.

Se trata de un sistema de Biomasa, a partir del acopio de los restos del maní. A partir de la quema de estos, el vapor que se genera se conduce a una turbina que produce energía mecánica, la cual es transformada en energía eléctrica.

El sistema es capaz de generar electricidad para unas 8.000 viviendas, muchas más que la cantidad de hogares que existen en ese pueblo. El excedente de esta producción es comercializado y puesto a disposición del Sistema Argentino de Interconexión.

La intendenta de Ticino, Liliana Gladys Ruetsch, indicó a medios locales: “Nosotros tenemos un circuito con la generadora de energía que permitió que al rato que se cortara la luz tuviéramos energía. Siempre y cuando tengamos materia prima, somos autosustentables”.