Dos tigres y tres leones que siguen viviendo en el ex zoológico de Santiago del Estero (que se encuentra cerrado desde hace más de dos años) serán enviados al Santuario The Wild Animal Sanctuary, ubicado en Colorado, en Estados Unidos.

El decreto que autorizó su traslado fue firmado por el intendente de la capital de Santiago, Hugo Infante. Todo el proceso tardará entre seis meses y un año, ya que antes los animales tendrán que ser evaluados por los especialistas del parque norteamericano. Mientras tanto, seguirán viviendo en lo que queda del ex zoológico que funcionaba en el Parque Francisco de Aguirre, principal paseo público de la capital provincia.

La nueva resolución surge tras una serie de infructuosas gestiones de la Municipalidad de Santiago del Estero, cuando el año pasado el intendente Infante anunció que los felinos iban a ser trasladados a dos reservas, una ubicada en territorio estadounidense y otra, en México, medida que nunca llegó a concretarse.

Una comisión coordinadora evaluó las dos propuestas y terminó resolviendo que la de Estados Unidos era la más conveniente.

Ante la demora para concretar el traslado, varios dirigentes de organizaciones protectoras de animales, se manifestaron preocupados por el actual estado de los felinos en cautiverio, que viven en jaulas con techos de chapa en las que en el verano deben soportar temperaturas mayores a los 60 grados de sensación térmica.

Las gestiones para trasladar a los felinos a reservas naturales, se aceleró en los últimos meses tras la muerte de un tigre de bengala y un león que se encontraban hace más de 17 años en cautiverio en el desmantelado zoológico.