En lo que podría ser una solución global para terminar con la contaminación que genera el plástico, estudiantes del Instituto Tecnológico de Colima (México) transformaron el bagazo de la caña de azúcar en plástico biodegradable.

El bagazo es el residuo orgánico resultante del prensado de la caña de azúcar. Puede causar contaminación atmosférica por emisión de humos. El proyecto de los estudiantes, llamado Biocane busca volver sustentables estos desechos.

El asesor del proyecto, Olimpo Lúa Madrigal explicó: “Se pretende convertirlo ( al bagazo de azúcar) por medio de un proceso en bioplástico para que tenga varias aplicaciones, como película de empaque o para hacer ángulo perfil, que se utiliza para los empaques de limón o de mango”.

Para llegar al plástico biodegradable se utiliza se seca y se tritura el bagazo, produciendo una pasta similar al plástico, que luego es depositada en moldes y enfriada. De esta forma, se obtiene bioplástico que se degradaría sin emitir contaminación.

El plástico es una de la sustancias químicas más usadas en la actualidad, por su bajo costo y versatilidad, pero una de sus principales características es su resistencia a degradarse, por lo que su presencia tiene un alto impacto ambiental

Según la revista Science, se estima que para el año 2025 los oceanos recibirán ocho millones de toneladas de plástico. Según la misma publicación, sólo en el 2010 se produjeron 100 millones de toneladas de plástico. Ubican a China como el país más contaminante, ya que es productor del 80% de plástico no procesado. 

“Con este proyecto se logrará reducir la generación de plásticos derivados del petróleo, se le dará más vida útil a los rellenos sanitarios y se reducirá la contaminación atmosférica, ya que últimamente se está quemando el bagazo de la caña de azúcar”, reflexionó Verónica Salazar, una de las estudiantes que particpan del proyecto Biocane.