A partir de la lucha de las organizaciones contra lo que consideran “un modelo de destrucción del patrimonio natural y cultural para beneficiar a los grandes negociados inmobiliarios” en Tigre y a toda la Cuenca del Río Luján, el concejo deliberante de ese municipio aprobó la ordenanza que dispone la creación del Distrito de Gestión Especial de Planicie del Río Luján que regulará el relleno de los humedales en Dique Luján, Villa La Ñata y parte de Benavídez.

La medida corona “una lucha de 10 años” por parte de la Comunidad Indígena Punta Querandí (Dique Luján) y Comunidad Qom Cacique Ramón Chara (Benavídez), que desde 2009 vienen reclamando contra la “vorágine urbanizadora” y “la preservación de los territorios”.

En esta demanda fueron acompañados en los últimos años por la Asamblea de Vecinos de Dique Luján y de Villa La Ñata con quienes protagonizaron 14 cortes de ruta este año por este conflicto.

La Comunidad Punta Querandí explicó en un comunicado que la medida “además, contempla la participación de los Pueblos Originarios en los sitios arqueológicos, la creación de un Consejo Asesor Vecinal y promueve proyectos de hábitat que garanticen el comportamiento natural del territorio teniendo en cuenta la transparencia hídrica, su inundabilidad y su biodiversidad“. “En este sentido, incentiva la construcción en palafito (como en la Isla) y desalienta los barrios privados“, concluyeron.

“Gracias a la lucha colectiva, a la militancia coherente y combativa, se aprobaron proyectos que fueron sostenidos por el poder popular todo el año”, aseguró el concejal Javier Parbst, impulsor de la iniciativa y referente de la Organización Peronismo 26 de Julio

Logramos el Distrito de Gestión Especial Planicie del Río Luján para salvar los humedales de Tigre, el reconocimiento a Isla Esperanza -cooperativa que se enfrenta a los poderosos desde el trabajo colectivo-, la declaración de interés legislativo a las huertas comunitarias, la legislación del Consejo de Hábitat para seguir construyendo espacios horizontales en los que se piensen integralmente las políticas públicas”, agregó.

Respecto a los humedales protegidos, el legislador explicó que no significa que ya no se va a poder rellenar terreno”, sino que habrá “límites” en cuanto a porcentajes de terreno y altura de los rellenos, establecidos por un “Consejo Asesor de Vecinos donde habrá privados, funcionarios estatales y vecinos de a pie“.

El Área de Preservación Ambiental está delimitada por ruta 26, calle Brasil, canal Villanueva, Canal García, Canal La Rioja, calle Juan Diaz de Solís, J.M. Loreto, Viamonte, límite con Nordelta y Río Luján.