El cierre provisorio del ex zoológico en 2015, tras la muerte de medio centenar de animales, se convirtió en definitivo a inicios de 2016 gracias a fuertes reclamos de asociaciones de protección y ciudadanos.

La institución derivó hasta el momento 253 animales exóticos y de corral que ya gozan de una mejor calidad de vida y en los últimos 15 días se entregaron cerca de 35 ejemplares del Plan de Adoptantes Responsables, indicó la secretaria de Ambiente y Ordenamiento Territorial provincial.

El organismo gestiona el traslado de 2 hipopótamos y otros animales propios de África a una reserva en ese continente, el de 4 elefantes a un santuario de Brasil y de 11 osos pardos a Estados Unidos, además del envío de tucanes y monos carayás al noreste argentino.

“Continuamos avanzando, semana a semana, con las entregas de animales en adopción. Este es un proceso a conciencia que consta de un mecanismo administrativo sólido para autorizar las adopciones y garantizar el bienestar de los animales en los lugares de destino”, dijo el secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial, Humberto Mingorance.

Por su parte, la directora de Ecoparque Mendoza, Mariana Caram, detalló que entre las derivaciones del Plan de Adoptantes y los traslados a santuarios de leones, pecaríes, tapires y la Chimpancé Cecilia, “a la fecha, más de 250 ejemplares ya encontraron una mejor calidad de vida”.

Es la primera vez, a nivel nacional e internacional, que se realiza un procedimiento de esta magnitud donde se prioriza y garantiza la derivación de animales de corral que habían estado en cautiverio en un zoológico, a establecimientos de adoptantes responsables”, indicó la funcionaria.

Las especies que pueden adoptarse son gansos, cabras de Angora o sedosas, cabras de Camerún, cabras de Juan Fernández, conejos de la India o cobayos, ovejas de Jacob, ovejas de Somalia, ponys y búfalos, en caso de que los postulante cumplan con los requisitos de la secretaria de Ambiente y el Ecoparque.

El mecanismo de adopción es un proceso en el que intervienen Senasa, la Secretaría de Ambiente, Fiscalía de Estado y la Dirección de Recursos Naturales Renovables con el objeto de asegurar el bienestar de los animales.