Tres maestras argentinas fueron reconocidas en Canadá por combinar contenido, pedagogía y herramientas tecnológicas para trabajar con productores rurales, intercambiar contenidos con otros países y potenciar la autonomía de los estudiantes.

Ellas son María Eugenia Bertossi, maestra de Huerta y Granja en el Centro de Educación Integral San Ignacio, provincia de Neuquén, María de los Ángeles Suárez y María Florencia Conforti de la Ciudad de Buenos Aires, quienes participan del encuentro Educators Exchange de Microsoft en Toronto.

Estarán reunidas con colegas de otras partes del mundo para “aprender, colaborar, inspirar y crear para transformar los procesos de enseñanza y prepararen a sus alumnos con las habilidades que demanda el siglo XXI”, destacó la organización del evento.

A través del proyecto “Del colegio a áreas rurales”, Bertossi, que es además Técnica en Producción Agropecuaria, trabajó con sus alumnos neuquinos de sexto año utilizando Office 365 para sistematizar y analizar los datos e informaciones que obtuvieron de los productores de la zona.

La implementación de la iniciativa “presentó desafíos, ya que no hay Internet en esa zona rural, pero los alumnos igualmente pudieron concretar una propuesta agropecuaria para que aplicaran los productores”, resaltó la empresa fundada por Bill Gates en un comunicado.

A través de “Conocer el mundo”, Suárez, docente del colegio porteño primario Santa Brígida, contactó a sus alumnos de entre 10 y 13 años con distintos países del mundo a través de Skype.

Ellos utilizaron la plataforma Sway y se comunicaron con guardaparques de Yellowstone, Buffalo Bill Center, Aquarius Reef, Badlands National Park, Mount Rainier National Park, Joshua Tree National Park, el Centro para la conservación de los Elefantes, Grand Teton National Park, entre otros sitios de protección ambiental y animal.

Con la consigna “La decisión la toma el alumno”, Conforti, que da clases a primero y cuarto grado en el colegio primario Belgrano Day School, concretó una iniciativa que tiene como objetivo respetar la autonomía de los alumnos, para lo cual usó Mystery Skype para una conexión con otra parte del mundo que los niños deben resolver con pistas para lograr contactarse.

La idea “es que el alumno pueda convertirse en protagonista de su proceso de aprendizaje y aprender cómo tomar decisiones inteligentes que beneficien su enseñanza”, resaltó Microsoft.