Los ejemplares se hallaban en el “Centro de Recuperación de Aves, Mamíferos y Reptiles Marinos” de la institución, ubicado en Quequén, provincia de Buenos Aires.

Con óptimos parámetros como el peso corporal y comportamiento normal, buena actitud, atentos al entorno e impermeabilidad del plumaje, fueron devueltos al mar esta mañana“, señaló la PNA en un comunicado.

Los pingüinos fueron trasladados por los efectivos de Prefectura hacia la playa de Quequén, ubicada a 150 metros de la Escollera Norte del puerto local, donde fueron restituidos a su hábitat natural.

El Centro de Recuperación que funciona en las instalaciones de la Prefectura cuenta con personal especializado en medio ambiente marino, que trabajan en la recuperación de las especies y evalúan las condiciones físicas de los animales.