La iniciativa se lleva adelante en el marco de la feria de educación y ciencias Educatec y apunta a promover la conciencia social sobre la importancia de las aves en los ecosistemas y a fortalecer el sentido de pertenencia de la biodiversidad autóctona de Tucumán, señalaron los organizadores de la feria.

La votación está abierta a toda la comunidad hasta el 20 de noviembre y se puede acceder a través de este link o en el Facebook del Centro de Innovación Educativa. Los interesados en participar pueden elegir entre 12 aves autóctonas, una preselección de especies representativas, que realizó por sobre alrededor de 500 aves presentes en el territorio provincial el equipo educativo del Museo Miguel Lillo.

Las doce aves son: Sicalis (Lutuola), Quetupí o Benteveo (Pitangus Sulphuratus), Cabecita negra común  (Spinus Maguellanica), Carancho (Caracara plancus), Celestino (Thraupis sayaca), Charrasquita (Troglodytes aeon), Chingolo (Zonotrichia capensis), Corbatita o tucumanito (Sporophila caerulescens), lechuza de la vizcacha  (athene cunicularia), Pepitero de collar (saltator aurantiirontris), pirincho o machilo (guira guira), y Urraca común (cyanocorax crhrysops).

“El proceso de selección lo viene trabajando la Fundación Miguel Lillo hace muchos años y el objetivo final es poder elevarlo a proyecto ley para que Tucumán tenga su Ave Provincial”, explicó Alejandra Sánchez, coordinadora académica del Centro de Innovación.

Sánchez contó que para esta oportunidad investigadores y científicos elaboraron una biblioteca con material didáctico “para que todos puedan aprender sobre las aves de la provincia a través de videos, textos e imágenes, con sus cantos, colores, leyendas y creencias, lo que comen y en qué zonas se las encuentra”.