Empleados de la planta de separación y clasificación de residuos secos urbanos de Tafí Viejo, provincia de Tucumán, trabajaron en la molienda de poliestireno de alto impacto entregados por empresas de golosinas. Se trata de un material que antes se enterraba y hoy es recuperado para su reingreso al sistema de producción.

Este tipo de plástico se encuentra en diferentes elementos como envases para detergentes, lejía, aceites automotor, shampoo y lácteos; bolsas para supermercados; bazar; cajones para pescados, gaseosas y cervezas; envases para pintura, helados y aceites; tuberías para gas, telefonía y agua potable; juguetes; mamaderas, etc.

La planta de separación y clasificación de residuos secos urbanos mantiene convenios con empresas e instituciones de la provincia para la recepción de los residuos que generan. Participan del proceso Arcor (golosinas), Torasso (gaseosas) y Pan Pack (fábrica de bolsas), además de facultadas de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT).