La decisión fue comunicada luego de una reunión encabezada por el vicegobernador, Osvaldo Jaldo, en la que participaron legisladores de la comisión de Medio Ambiente y representantes de organizaciones dedicadas a la protección de perros, gatos y otros animales.

El legislador Gerónimo Vargas Aignasse, presidente de la comisión de Medio Ambiente, señaló que la medida, que será tratada y aprobada hoy, abarca «no solo a los callejeros sino también a los que tienen hogar».

Por su parte, Jaldo sostuvo que «existe una superpoblación de perros y gatos callejeros en Tucumán» y que esta medida «apunta a mejorar el estado sanitario y el cuidado de los animales».

«La ley va a prohibir la eutanasia y sacrificio de los animales, a la vez que se implementarán programas de castración masiva también para mascotas, en conjunto con las reparticiones del Estado provincial, municipal, comunal y organizaciones proteccionistas», explicó el vicegobernador.

«Se pondrán reglas claras para que todos podamos trabajar en pos del cuidado de los animales», concluyó.