La Reserva Provincial La Aurora del Palmar está dentro del Parque Nacional el Palmar, en Colón (Entre Ríos). Con mucho respeto por el medio ambiente y la biodiversidad que existen en este territorio único en nuestro país aquí es posible vivir una experiencia inolvidable de turismo sustentable que incluye caminatas, recorridos en bicicleta, safarís fotográficos, cabalgatas, paseos en canoa y la alternativa de hospedarse en vagones ferroviarios reciclados dentro de un entorno natural maravilloso.

La experiencia que se invita a vivir aquí es incomparable. Al visitante se le permite estar dentro de un lugar en donde los protagonistas son los animales y la fauna. La dinámica de la naturaleza se respeta porque todo se hace a través de ella. Los senderos serpenteando las palmeras, el canto de las aves, la complicidad de las especies animales que allí tienen su hábitat crean un ambiente propicio para interactuar con el mundo natural. El turismo así entendido crea un puente que comunica al hombre con la tierra. Es ideal para desconectarse.

La Reserva se ubica en el kilómetros 204 de la Ruta 14, está a dos kilómetros de Ubajay, un pueblo que antes se llamó Pueblo Palmar. Con 3.500 habitantes es una localidad tranquila en la que se ofrecen todos los servicios. Aunque la propuesta que atrae es permanecer el mayor tiempo posible en la Reserva y vivir allí junto a la naturaleza para interpretar de un modo más simple y directo el medio ambiente. La idea de la experiencia es lograr bajar el ritmo de la vida urbana para asimilar la natural, más calma y humana.

De las 1600 hectáreas que tiene la Reserva, siete están destinadas a servicios, allí están los vagones ferroviarios que fueron reciclados para convertirse en cómodas y pintorescas habitaciones donde es posible pasar algunos días alejado de todo. Se ofrecen además actividades que pueden ser disfrutadas en familia o en pareja, con distintos grados de dificultad y preparación física. Hay senderos para caminar o recorrer en bicicleta, cabalgatas y navegación por el arroyo El Palmar, que es considerado un Sitio Ramsar.

La Reserva cuenta con 200 hectárea de palmeras Yatay, únicas fuera del Palmar, inmersas en selvas, pastizales, lagunas donde viven toda clase de aves y animales protegidos. Es desde 1998 un Refugio de la Fundación Vida Silvestre, en el año 2001 fue declarada Reserva Provincial. La flora del lugar tiene una atracción mayor: el guayabo colorado, donde nace la Mariposa Argentina, un ejemplar grande de inconfundible color celeste.

Entre zorros, gato monteses, carpinchos, lobitos de río y ositos saltadores, se puede hacer un safarí interpretativo de la Reserva y también participar de talleres de huerta y artesanías, actividades que permitirán confeccionar nuestros propios souvenirs. La tranquilidad acá invita a quedarse varios días.