La lluvia no da tregua en el techo mendocino. El temporal de lluvia y granizo que afecta Alta Montaña provocó un alud que tiró abajo un puente de la ruta 7, camino a Chile. Desde Vialidad Nacional aseguraron que la situación es considerada “grave” y el Gobierno provincial estudia alternativas para poder habilitar nuevamente el paso.

El corte es entre Potrerillos y Uspallata y cientos de vehículos quedaron varados ruta arriba. Por esta razón, desde Defensa Civil y el Ejecutivo Provincial están en campaña para asistir a los viajeros que quedaron entre el corte y Uspallata. En esta localidad de montaña es donde Gendarmería y Ejército intentan darles alojamiento.

Miguel Rivas, delegado regional de Vialidad, detalló que se derrumbó el puente sobre el arroyo “El Tigre”, entre el túnel 5 y el 7, a la altura del kilómetro 1.126. “Se complica todo”, comentó Rivas, viajó hacia el corredor internacional para verificar en la zona los daños.

En tanto, el director de Policías, Roberto Munives, y el director de Defensa Civil, Oscar Pizarro, viajaron también hasta el lugar. Por la noche, el Gobierno provincial brindó una conferencia de prensa y detalló que Uspallata quedó parcialmente aislada, según indicó la vocera de Defensa Civil, Silvia Grau. Confirmó que son 200 los vehículos varados que cruzaron desde Chile y que no pudieron continuar su camino.

El alud de piedra y agua tiró también un puente del viejo ferrocarril, el puente sobre la ruta y afectó gran parte de la carpeta asfáltica, provocando un socavón de unos 6 metros. Una opción para suplantar el puente sería pedir un “puente Bailey”, que es una estructura utilizada en estos casos de emergencia para permitir el paso de los vehículos. Uno está en Campo Los Andes, en Tupungato, y el otro, de mayor envergadura, en Córdoba.

Esta maniobra tardaría al menos 36 horas y podría estirarse a 52. Un agravante para esta situación inesperada es que continúa lloviendo en Alta Montaña, generando nuevas alertas ante eventuales aludes.

Desde el Gobierno pidieron a la ciudadanía no viajar hacia la zona de montaña y alertaron a quienes tengan pensado viajar al país vecino que se mantengan informados y evaluar el cronograma de viaje y las alternativas de paso.

Tras el derrumbe y por precaución, detienen a los camiones en el cruce de la ruta 7 y la 40, en Luján de Cuyo. De todas maneras, sí permiten transitar a los particulares que se dirigen a Potrerillos.