Un argentino de 24 años que padece de hipoacusia bilateral integró una orquesta de jóvenes de 27 países en el “Pyeongchang Special Music Festival”, que se realizó en Corea del Sur. 

Se trata de Diego Ezequiel Astigarraga, quien con su trombón formó parte de este festival que busca mostrar que la excelencia musical de las personas excede la capacidad intelectual y, para ello, se prepararon durante varios días para dar un concierto de cierre al que asistieron cientos de personas.

Diego fue el único representante de la Argentina y viajó gracias al apoyo que le dio la orquesta de la Escuela Especial N° 516 de Rafael Castillo, La Matanza, donde 120 niños y jóvenes de entre 5 y 25 años asisten a la única orquesta-escuela de la Argentina que integra a alumnos de una escuela especial con chicos del barrio en el mismo horario escolar.

“Nuestro objetivo es que todos tengan su derecho a estudiar un instrumento musical. Así, no sólo mejoran su trayectoria educativa, sino que acceden a la música sinfónica cuando no tendrían otro modo de hacerlo”, expresó a Télam Sebatián Urquiza, director de la escuela a la que asisten alumnos con discapacidades auditivas e intelectuales.

La oportunidad de viajar al festival surgió hace algunos meses cuando, luego de una convocatoria del centro cultural de la embajada de Corea, los profesores enviaron varios videos de los músicos interpretando su instrumento y Diego fue seleccionado por los coreanos como representante de la Argentina.